RECOMENDACIONES PARA LA VIDA EN PAREJA

Lic. Perla de la Rosa Torres

+12
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
LAS FANTASIAS SEXUALES

No olvidemos que son una manera de no tener que llevar a la realidad diferentes situaciones que nos pongan en riesgo.
jueves, 14 de mayo de 2009
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Las fantasías sexuales pueden ser un recurso muy enriquecedor para la pareja, ya que permite salir de la rutina y explorar cosas nuevas y placenteras. Hay personas que se angustian con el hecho de fantasear, se sienten culpables por excitarse con situaciones que su propia moral no acepta.

Pero eso es lo maravilloso de las fantasías, que no necesariamente tienen que llevarse a cabo tal cual. No olvidemos que también son una manera de no tener que llevar a la realidad diferentes situaciones que nos pongan en riesgo.

Lo positivo de las fantasías sexuales:

  • Generalmente tienden a completar una necesidad insatisfecha, cuando ésta se logra, ya no se necesita de esa fantasía en particular.

  • Se utilizan para hacer con su mente lo que no harían con su cuerpo.

  • Se utilizan para enriquecer el momento sexual.

  • Hay quienes fantasean estando solos, y en su autoestimulación se sienten acompañados. En determinado momento pueden ser parte de las estrategias de superación de problemas. Suelen ser un antídoto contra la rutina sexual. Los hechos primero se producen en nuestra mente para poder luego llevarlos a la realidad.

Lo negativo de las fantasías sexuales:

  • Personas con baja autoestima, en lo referente a su atractivo sexual, tienen dificultades para imaginarse deseadas por alguien.

  • Sus imágenes pueden estar cargadas de situaciones de fracaso o ridículo y acompañadas de ansiedad.

  • Si las fantasías se vuelven excluyentes y el individuo sólo se conecta con lo sexual a través de ellas habrá que estudiar el caso para saber dónde está el bloqueo que no deja pasar a la acción, (ya que la fantasía también puede usarse como mecanismo de defensa).

  • También hay fantasías que alteran la vida sexual como las de castración, el temor obsesivo de embarazar, de contraer una enfermedad contagiosa o de lastimar a su pareja. "Fantasear nos permite visualizarnos, que es el primer paso para llevar a cabo un deseo."

lic_perla@psipre.com

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Más Visto