+1
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Pedro Infante

Abril 1957, era Semana Santa de un lunes 15 en Mérida Yucatán, Pedro Infante vivía en esta Ciudad y ante los problemas por la anulación del matrimonio con Irma Dorantes.
viernes, 15 de abril de 2016
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Pedro sentía una desesperación tremenda, la prensa en México lo acechaba, El quería viajar en un vuelo comercial al D.F. pero estaban saturados todas las lineas , había que buscar otro medio para llegar lo mas pronto.

La empresa Tamsa donde Pedro era socio, disponía de un avión Libertador (XA-KUN) de 4 motores, utilizado en la 2da. Guerra Mundial, solamente que unos días atrás habían escuchado los vecinos cuando volaba ese avión para unas maniobras donde se dieron cuenta que hacía un ruido espantoso, Pedro desconocía esto pero el capitán Victor Manuel Vidal sí supo de este problema y le comentaría a su hija presintiendo algo tal vez.

Amanece en Mérida, El aeropuerto recibe a Pedro Infante en su motocicleta "Harley Davidson" a muy temprana hora, camina hacia el avión, antes de subir seguramente se encomendaría a San Cristobal (protector de los viajeros) y que El mismo relataría unos meses atrás en su visita a Perú al diario "ultima hora" el 9 de Enero 1957 donde manifestó lo siguiente:

No fumo ni tomo licor, mi mayor afición es la aviación y la gimnasia, por eso he tenido dos accidentes y ademas he construido un gimnasio en mi casa, no me gusta ir a fiestas, prefiero la vida del hogar y los domingos después de ir a misa con mi esposa (Irma Dorantes) y mi hija salgo al campo para ver mis haciendas, mi mayor ambición es que no haya niños pobres en mi patria y que todo el mundo me quiera como yo lo quiero.

Son las 7:30 a.m. y a lo lejos se pueden apreciar a los tres pilotos: PEDRO INFANTE, VICTOR MANUEL VIDAL y el mecanico MARCIANO BATISTA, un fotógrafo logró captar ese momento para tener quizá la ultima imagen en vida de los tres, la cual presentamos en este reportaje, una vez dentro del avión ellos mismos revisaban la carga la cual se supo que eran telas, pescados y otros articulos, se piensa que iba sobrecargado.

7:45 a.m. y la señorita Carmen León, operadora de radio de la Cía. Tamsa, escucharía las ultimas palabras del ídolo cuando dijo: "estamos listos para despegar".

Apenas pasaron unos minutos y el personal del aeropuerto pudo ver que el avión no ganaba la altura necesaria, había problemas técnicos y veían que los pilotos hacían maniobras para regresar a la pista, pero mucho se cuenta que los motores dejaron de funcionar y el avión caería de picada, en las calles 54 y 85 de la Cd.

de Mérida, en el patio de una casa y como estaba lleno de combustible al tocar tierra explotó alcanzando algunas casas alrededor haciendo un hueco enorme en este lugar, una señorita de nombre Ruth Rosell murió porque se encontraba a pocos metros de distancia del accidente y las llamas la alcanzaron.

Podremos hablar mucho sobre este tema, pero el espacio es muy corto, se verificó que el cuerpo de Pedro tenía su cráneo destrozado, fracturas en la columna y por la quemadora su estatura que era de 1.73 cm se redujo a 80 cm., el doctor Benjamín Góngora fue quien dio Fé al descubrir la placa de platino en el cuerpo de Pedro y confirmar lo que nadie quería aceptar.

Existen muchos escritos que relatan estos hechos, su biógrafo Oficial Jose Ernesto Infante, al que agradezco su amistad y conocimientos, ademas audios de programas de radio que dieron la noticia unas horas después de este accidente, muchas fotos y relatos bibliográficos, al igual que muchos, Yo he sido una de las personas que desde hace mas de 30 años investiga sobre la vida y muerte del ídolo, he tenido la fortuna de conocer a la Familia de Pedro Infante, sus hijas y varios personajes que alternaron en su tiempo con Pedro, es por eso que es para mi un respeto enorme escribir estas lineas porque son supervisadas por ellos, y cierro mi nota con un comentario del propio Arturo de Cordova, amigo de Pedro que dijo: PEDRO INFANTE HA MUERTO, PERO SEGUIRA CANTANDO EN LO MAS PROFUNDO DE NUESTRO CORAZON.

Por: Moisses Morales

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Más Visto

  1. 1

Otras Noticias