Estás Vivo... Despierta!

Blanca Alanís

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
“Leyes Universales”

viernes, 24 de octubre de 2014
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Transitando por la carretera nacional, disfruté ver como hasta los árboles necesitan ser reconocidos por nuestros sentidos.

Me di cuenta que así como los seres humanos llamamos la atención de alguna u otra manera para sabernos útiles o queridos, así los árboles lo hacen por naturaleza.

Una especie de árbol, que la mayor parte del tiempo pasa como uno “del montón” al lado de muchos otros, me gritó a cada kilómetro recorrido, que ahí estaba, sus flores de un color entre rosa y naranja se dieron a la tarea de tapizar el paisaje ya de por si hermoso.

Las copas de los árboles rebosando de color y distinguiéndose entre la maleza, me mostraron que ese gran Poder que los hace florecer con tanta fuerza, también se encuentra en el corazón del hombre que decide tener la humildad de un árbol y que solo se manifiesta como lo que es: Una creación Divina

Por eso es necesario recordar que la tragedia de la vida no es la muerte, sino morir por dentro mientras estamos vivos. En la india se enseñan las Cuatro leyes de la espiritualidad que creo nos ayudan mucho a dimensionar las cosas que nos suceden en la vida, por ejemplo: La primera dice “La persona que llega es la persona correcta”, es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice “lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”. Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera.

Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa...hubiera sucedido tal otra...”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante.

Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo. La tercera dice: “En cualquier momento que comience es el momento correcto”.

Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última: “Cuando algo termina, termina”. Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

Todos tenemos momentos donde pareciera que el viento se lleva la sabiduría y estamos a punto de perderla. ¿Qué hacer en esos casos? Da un paseo y habla con Dios.

Es una terapia gratuita. De verdad, descarga tu frustración como si Dios estuviese a tu lado y dile con la más grande humildad que seas capaz -¡DIME! ¿Qué hago con esta situación? ¿Dónde puedo encontrar la verdad? ¿Cómo puedo solucionar esto?” Por lo general, presentamos una cara agradable y tranquila en público, mientras que por dentro nos sentimos en con un profundo dolor.

Hoy, habla con Dios, te asombrarán las respuestas que recibirás y lo tranquilas que se pueden poner las cosas internamente. Hoy date cuenta que estás aquí y tu corazón está latiendo, estás respirando, estás viviendo, da gracias a Dios por sus bondades, enfoca tu sentimiento en cosas buenas.

Creo que no es casualidad que estés leyendo esto, si este artículo llega a tu vida, es porque estas preparado para entender que ¡Ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado! “La repetición armónica de un sonido produce música... la repetición armónica de un deseo produce milagros”.

La clave es la FE. ¡Un abrazo fuerte para ti!

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Más Visto