Estás Vivo... Despierta!

Blanca Alanís

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
“Al cabo… No pasa Nada”

viernes, 29 de agosto de 2014
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
“El último deseo... a pocas horas en su celda, esperando ser ejecutado, pidió como último deseo papel y lápiz. Luego de escribir por varios minutos, le dijo a su custodio; por favor, entregue esta carta a mi madre!

La carta decía así: Madre, creo que si hubiera más justicia en este mundo, tanto tú como yo deberíamos de ser ejecutados. ¡Tú eres tan culpable como yo de mi miserable vida! ¿Te acuerdas madre, cuando llevé a la casa aquella bicicleta que le quité a otro niño igual que yo? Me ayudaste a esconderla para que mi padre no se enterara.

¿Te acuerdas madre, cuando me robé el dinero de la cartera de la vecina? Fuiste conmigo al centro comercial y lo gastamos juntos. ¿Te acuerdas madre, cuando botaste a mi padre de la casa? Él sólo quiso corregirme por haberme robado el examen final de mi grado y a consecuencia me expulsaron.

Madre, yo era sólo un niño, luego fui adolescente y ahora un hombre mal formado. Era sólo un niño inocente que necesitaba corrección, y no consentimiento.

Te perdono, y sólo te pido que le hagas llegar esta reflexión a todos los padres del mundo, que sepan que ellos son los únicos responsables de formar, a un hombre decente o a un vulgar delincuente.

Gracias madre por darme la vida y gracias también por ayudarme a perderla. Firma: ¡Tu hijo, El Delincuente!”

A veces nos damos cuenta de acciones que realizan nuestros hijos, sobrinos, vecinos o amigos de nuestros hijos y, por pena, no somos capaces de hablar o denunciar las cosas que están mal porque dañan a otra persona, a algún animalito o a cualquier cosa inanimada que se tenga que respetar.

Eso nos lleva a ser cómplices silenciosos de delincuentes en potencia que fueron criados en el sistema de “NO PASA NADA”.

Y por estar en esa idea la sociedad ha llegado al borde de tanta desfachatez.

Es importante que pongamos atención a la mente y los pensamientos de los niños, pues como siempre lo hemos escuchado, son nuestro futuro y aunque nos suene trillado, realmente son nuestro buen o mal futuro.

Hace unos días observaba a un niño de cuatro años jugando y hacía ruido con la boca mientras con sus manos sostenía figuras que yo no alcanzaba a ver bien, me acerqué a él y le pregunté; A qué juegas? Y sin mirarme a los ojos y sin dejar de hacer lo que hacía, me contesta; -Pues a los “monos”

Lo seguí observando y le volví a preguntar; Y qué hacen los “monos” y me dice; -Destruyen a los humanos! Me quedé impactada de saber que un niño de tan solo cuatro años, tuviera eso en su cabecita inocente.

Luego de un rato, le dice a su mamá; -Ya no quiero jugar porque este juego está muy difícil! Y le digo; Porqué está difícil? Y responde; Porque hay un bueno y un malo y no se cuál debe ganar.

Ante esa respuesta, traje durante el resto del día ese momento que me dejó “fría” literalmente.

Ahora te pregunto a ti; Sabes lo que pasa por la mente de tus hijos en este momento? Te has dado cuenta qué pensamientos son con los que se va a dormir?

Si lo ves entretenido jugando un videojuego, o a los “monitos” como el niño de este relato, hazle preguntas, interésate por saber que hay en el castillo de su fantasía.

Por favor, hagamos conciencia de lo que se está gestando en la mente de un niño que en algunos años será, quizá nuestro alcalde, nuestro gobernador ó tal vez el maestro de tus nietos, porque aunque creas que es solo un juego y “no pasa nada” lo que se siembra se cosecha irremediablemente. Piensa!!!

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Más Visto